Patricia Quintana/ Embajadora de la cocina mexicana

Este día, 26 de noviembre de 2018, será recordado en la historia de la culinaria nacional como el día en que el nombre de la chef Patricia Quintana resonó por lo alto, no para hablar de un nuevo logro, de un nuevo libro, o de una nueva presea, si no como el día que dejó este mundo para convertirse para siempre en polvo de jade.

Hablar de ella es describir a una de las figuras más influyentes de la gastronomía de nuestro país; un intento por rememorar las semillas que sembró. Además de sus dotes culinarias, fue investigadora, escritora y empresaria. A lo largo de 50 años de profesión, dedicó su carrera a desentrañar los orígenes de la cocina de México, esos que sólo se encuentran visitando los pueblos indígenas de las diferentes regiones del país.

Su formación no fue poca cosa: fue instruída por Máster Chefs como Paul Bocuse, Lenõtre, Chapel, los hermanos Troisgros y Michel Guérard, Mark Miller y John Sedlar, entre otros; sin embargo, Paty Quintana demostró desde un inicio que su verdadera pasión era la gastronomía mexicana, por lo que volcó todos sus esfuerzos en reinterpretarla y demostrar que su nivel de sofisticación estaba a la altura de otras cocinas del mundo. Sus múltiples esfuerzos le valieron el título de “Embajadora Culinaria” otorgado por la Secretaría de Turismo y la Asociación de Restaurantes de México, y el de “Embajadora Turística de México” que le diera Presidencia de la República.

Quintana publicó más de 25 libros que son considerados Patrimonio Cultural de México y que han sido traducidos a varios idiomas, como alemán e inglés. Entre los más memorables se encuentran “La Cocina es Juego” (1975); “The Taste of Mexico” (1986); “Puebla, Cocina de los Ángeles” (1992); “El Mulli” (2005); “Polvo de Jade, la esencia del tiempo”, “México de ida y vuelta”, “Las fiestas de la vida” y “Recetas de los Sabores de México”, una serie de libros que comenzó en 2008.

Abrió el restaurante Izote en la Ciudad de México en 2001, el cual fue considerado el primer recinto de cocina mexicana de altos vuelos; establecimiento que cerró para siempre sus puertas en 2013.

Además de su icónico restaurante, fue una empresaria visionaria y se asoció para distribuir una línea de salsas y aderezos mexicanos en supermercados y tiendas de auto servicio bajo la marca “Gavilla”.

Creó el programa “Aromas y sabores de México” que tuvo como objetivo recorrer la República Mexicana en búsqueda de los secretos culinarios mejor guardados; con ello, se convirtió en la precursora del turismo gastronómico y su figura fue determinante en la carrera de distintos chefs investigadores, prensa gastronómica, críticos y columnistas que a su lado descubrieron la verdadera cocina mexicana. Fueron tantas las satisfacciones derivadas de estas travesías, que, bajo el mismo nombre, produjo una serie de televisión sobre la culinaria mexicana que se transmitió en televisión abierta por el Canal 40.

Recibió una importante cantidad de premios y reconocimientos otorgados por instituciones públicas y privadas, y su trayectoria fue motivo de homenaje en más de una ocasión; sin embargo, hoy, el agradecimiento de un país que vive y respira su cocina, no alcanza para corresponder la incuantificable aportación que Patricia Quintana hizo como Embajadora de la Cocina Mexicana.

Please follow and like us: