Tannat, la uva emblema de Uruguay

Por Mildred Daniel / Fotos: Cortesía de la fuente

La importadora y distribuidora de vinos La Naval, presentó la línea de vinos de Uruguay de la Bodega Castillo Viejo de la mano de su propietario Edgardo Etcheverry.

Uruguay es uno de los países más jóvenes como productores y exportadores de vino. La historia de Bodega Castillo Viejo se remonta a finales del siglo XIX con la primera viña plantada en el norte del país que, hoy se sabe, venía de Francia. Este año, celebra nueve décadas desde su fundación y es una de las bodegas más antiguas de este país de Sudamérica. Edgardo Etcheverry, propietario, es la tercera generación de esta empresa 100% familiar dedicada al vino; recientemente estuvo en México para compartir con el público mexicano, a través de La Naval, tienda especializada en vinos, licores y productos Gourmet.

Etcheverry contó que antes de ser identificada como Tannat en 1975 por un ampelógrafo francés, los lugareños conocían a esta variedad de uva como “Harriague”, en honor a Pascual Harriague, inmigrante vasco-francés que se dio a la tarea de encontrar una cepa que se adaptara al suelo uruguayo. A partir de entonces, el conocimiento del verdadero nombre y origen de esta variedad, comenzó a extenderse y popularizarse; la uva Tannat, proveniente de Madiran, Francia, cobró importancia hasta convertirse en la uva emblema de Uruguay.

Estandarte nacional

Una de las particularidades de la variedad Tannat, es el brillante color del vino que con ella se produce que va del rojo violáceo al granate; otra, es que su nombre hace referencia a la gran presencia de taninos que posee, incluso más intensos que los de la uva Cabernet Sauvignon. Uruguay es prácticamente el único productor en el mundo de vinos 100% de esta variedad.

Para “domar” los taninos de un vino joven que no ha pasado por barrica el secreto está en vendimiar la uva en el momento de maduración optimo. “Cosechar en el punto óptimo asegura el equilibrio de la astringencia, esto sucede cuando los granos comienzan a perder turgencia, es decir, cuando la uva está muy madura. Hace 15 años, los tannat eran difíciles de tomar, los taninos eran burdos; nos apresurábamos al tiempo de la cosecha y dejábamos el mosto mucho tiempo en contacto con los hollejos. Hemos aprendido mucho con el paso de los años”, comentó el propietario.

 

El Preciado: La historia detrás de una singular etiqueta

Además de sus notables vinos blancos elaborados con Sauvignon Blanc y de sus tintos Premium, Reserva y Ultra Premium, la “joya de la corona” es este vino de guarda elaborado con una mezcla de Tannat, Cabernet Franc, Merlot, Cabernet Sauvignon y Tempranillo. Tan sólo la botella vacía pesa 1.3 kg para proteger al vino –que ha reposado 15 meses en barrica- de las vibraciones y luz externa. Sólo se elabora en años donde el clima ha favorecido a que la cosecha sea excepcional.

El Preciado es un barco que se encuentra -desde hace más de dos siglos- hundido en el Río de la Plata, afluente que divide a Uruguay de Argentina. Rubén Collado, un buzo buscador de tesoros realizó expediciones al fondo del río para encontrar el tesoro que yace bajo el agua junto con los restos de la embarcación. En su búsqueda encontró un velero lleno de riquezas, que estuviera al servicio de la corona española, pero El Preciado sigue siendo una leyenda que Bodegas Castillo Viejo inmortaliza en la etiqueta de su vino ícono.

Please follow and like us: