Valle de Bravo-Avándaro / Oasis orgánico en México

Por Claudio Poblete

Quizá no muchos lo recuerden –o lo sepan–, pero los primeros esbozos del movimiento de ingredientes orgánicos en México se inició a principios de los años ochenta, en la zona de Valle de Bravo, en el Estado de México; en ese entonces fue la chef Mónica Patiño quien puso especial énfasis en la utilización de los productos locales de los ranchos aledaños en la cocina de su restaurante “La Taberna del León”, el cual abrió en el centro de Valle de Bravo. Para Patiño la estacionalidad de los productos y el hecho de que fueran cultivados libres de todo químico era un sello de calidad, el cual, hasta el día de hoy, sigue manteniendo en sus feudos de la Ciudad de México. (La Taberna del León, Casa Virginia, Delirio).

Así, durante tres décadas, los ingredientes de aquella zona del Estado de México, como las alcachofas, las morillas (hongos) de temporada, maíces criollos y las hortalizas de todo tipo, complementaron los trabajos de otros productores, entre ellos los desarrolladores de aderezos caseros para ensaladas, hoy muy conocidos en los supermercados de todo México y que llevan una denominación de origen (Valle de Bravo) no otorgada, pero sí de buena fama entre sus consumidores.

Esta tendencia ha sido apreciada y aprovechada por quienes, cada fin de semana, visitan este paraíso natural, ubicado a tan sólo hora y media de la Ciudad de México, y que cuentan entre sus lugares preferidos a las comunidades de Avándaro y Valle de Bravo; lugares favoritos para practicar algunos deportes al aire libre, como el parapente, la bicicleta de montaña, la navegación en velero, el motociclismo a campo traviesa, entre otros.

Con el paso de los años el tema de los productos orgánicos ha crecido en México debido, en gran medida, a la demanda de una sociedad más informada, la cual busca regresar al origen del consumo autosustentable. Para nadie es un secreto que las nuevas generaciones están inmersas en una realidad virtual que nos sumerge a todos en un mundo tecnológico avallasador, dando como resultado un marcado alejamiento entre la vida urbana y el campo.

Por tal motivo es que dos importantes figuras del medio gastronómico mexicano, la chef Sonia Ortiz, conductora del canal de YouTube Cocina al Natural y conductora de televisión en el canal de televisión de paga elgourmet.com, en combinación con una de las grandes periodistas y cronistas de la cocina en Mexico, Celia Marín Chiunti –Cocina y Comparte– fincaron en Avándaro un novedoso proyecto, el cual, a pesar de tener un contexto de décadas atrás, se presenta como una nueva oportunidad para las generaciones interesadas en conocer los procesos naturales del cultivo. Así nació la historia de “La Aldea Avándaro”, un moderno taller de gastronomía y experiencias de campo y cocina, ubicado en el corazón de los bosques de la zona de Avándaro. Sonia y Celia soñaron con crear un espacio en el que las familias pudieran acercar a los más pequeños al oficio del campesino, en el que, además, puedan conocer la cría de los animales de granja, cuáles son sus cuidados y cuál es la importancia de mantener un balance en los ecosistemas de la milpa tradicional; para ello estrecharon lazos con reconocidos productores de la zona, como Juan Eduardo Farré y Curry Fernández, quienes también ofrecen experiencias gastronómicas en su proyecto “Cultiva, Cosecha y Cocina” en el Rancho Mesa del Roble, ubicado a unos metros de las instalaciones de “La Aldea”.

Pero no solamente están invitadas las familias a vivir la experiencia de campo y cocina en La Aldea, la idea, en voz de sus creadoras, es que sirva de taller a empresas que quieren realizar trabajos de integración entre sus empleados. “No hay mejor manera de ejemplificar los procesos del trabajo en equipo que utilizar todos los pasos para cocinar un menú por tiempos; además de enseñarles llevamos a la gente de la mano por la cosecha de los ingredientes y luego hacemos equipos para preparar todo un menú, el cual disfrutamos al final en comunidad”, explica Marín, quien también una experta en el diseño de experiencias personalizadas en el mundo de la cocina y los vinos.

El diseño del taller, equipado con todo lo necesario en una moderna cocina de un restaurante de alta cocina, contrasta con los campos de cultivo de hortalizas, los invernaderos, los criaderos de animales y el entorno en el que los visitantes aprenden, participan y reflexionan sobre las bondades de apagar por un día el teléfono celular y conectarse con la naturaleza.

 

Experiencias Culinarias en el Campo

La Aldea Avándaro

Centro de Interpretación y Capacitación de Campo y cocina

Anfitrionas: Celia Marín y Sonia Ortiz

Dirección: Fontana Brisa, 6, Avándaro, Valle de Bravo, Estado de México

Teléfono: (726) 688-5275

Correo de contacto: laaldeaavandaro@gmail.com

 

¿Dónde desayunar y cenar?

Restaurante Soul Avándaro

Chef Roberto de la Parra

Durante años Roberto de la Parra fue un dedicado ejecutivo en la industria de la alimentación masiva, hasta que un día decidió forjarse un nuevo camino como cocinero. Hace poco más de 10 años inició en Polanco uno de los primeros talleres de experiencias gastronómicas, clases de cocina, catas, cenas-maridaje. Hace un par de años abrió el restaurante Soul, en la colonia Roma, donde ofrece cocina confortable. El éxito de este lugar y su amor por la naturaleza lo llevaron a replicar Soul en la zona comercial de Avándaro, el cual funciona exclusivamente los fines de semana.

Para desayunar les recomiendo los maravillosos Chilaquiles con salsa verde, sobre frijoles puercos con nopal asado, pork belly, tocino, aguacate y crema fresca.

Para la comida la estrella es la Hamburguesa Sauber; hecha de una mezcla de rib eye, brisket y short rib, a la cual se le agrega espinaca baby, proveniente de huertos locales y un perfecto fondue hecho con queso emmental y gruyere, complementan dos tiras de magret de pato ahumado.

Dirección: Avenida del Carmen 2, Avándaro, Valle de Bravo, Estado de México.

 

Restaurante Nuestro

Restaurante al interior del Hotel Boutique La Casa Rodavento

Chef Diego Isunza

Nombrado recientemente como Mejor Hotel Boutique de México por los “Hotel Awards”, de la revista Travel+Leisure México este hermoso recinto está ubicado en el centro de Valle de Bravo, cuenta con la cocina del reconocido y joven chef mexicano Digo Isunza, quien desarrolla una interesante carta para el restaurante Nuestro, donde el comensal, no importa si es huésped del hotel o no, puede reservar una mesa para disfrutar de un menú degustación realizado con ingredientes de temporada.

Dirección: Callejón de las Ratas 18, Colonia Centro, Valle de Bravo

Contacto: www.lacasarodavento.com

 

¿Dónde dormir?

Hotel Rodavento

Recientemente remodelado este impresionante hotel, está diseñado literalmente para que sus cabañas “vuelen”, entre los árboles; ha sido merecedor de premios internacionales de diseño y de sustentabilidad al respetar la zona natural protegida que preserva. Les recomiendo pedir la suite número 15, la cual cuenta con su propio puente.

Dirección: Km 3.5 Carretera Valle de Bravo- Los Saucos, Valle de Bravo

Contacto: www.hotelrodavento.com

Please follow and like us: