¡Celebra el Día Mundial de la Leche!

Desde 2001, el 1° de junio se celebra el día Mundial de la Leche. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura estableció esta fecha con los objetivos de incentivar el consumo de productos lácteos y dar a conocer su importancia.

Por Antonio Vázquez

Es una bebida antigua, como dice lo afirma el escritor gastronómico Harold McGee, en su libro La Cocina y los Alimentos: Enciclopedia de la ciencia y la cultura de la comida: “Es posible que la leche apareciera hace unos 300 millones de años”. Actualmente, la leche es un ingrediente versátil, puedes obtener: mantequilla, quesos, yogur, kéfir, nata, suero, leche condensada, evaporada y en polvo.

En las últimas décadas, la preocupación por la obesidad a nivel mundial ha llevado a que la industria alimentaria crear productos light, reduciendo el contenido de grasa, azúcar y sal.

¿Qué tipo de leche debería de tomar?

La Procuraduría del Consumidor señala que en nuestro país se comercializan cinco diferentes tipos de leche, que son: entera, parcialmente descremada, semidescremada, descremada y deslactosada.

Para preservar nuestra salud a largo plazo, La Asociación Dietética Británica¸ recomienda consumir leche baja en grasa y azúcar. Cerca del 65-70% de la población a nivel mundial sufre de intolerancia a la lactosa, se puede optar por leche deslactosada, yogur y leche de origen vegetal.

La leche forma parte esencial del desarrollo. (Foto: Pexels).

¿Cuánta leche debe consumir un adulto?

En los primeros cinco años de vida, cuando nuestro cuerpo está en crecimiento, la leche es un alimento ejemplar para sustentar el desarrollo, proporciona: proteína (caseína), grasa, azúcar (lactosa), vitaminas (B-12, A y D) y minerales (calcio, fósforo y potasio). La composición de la leche puede variar, dependiendo de la raza y alimentación de la vaca.

La porción diaria adecuada para los adultos es: un vaso de leche semidescremada, 150 gramos de yogur bajo en grasa o 30 gramos de queso. Lo mejor es acudir con un nutriólogo, estas porciones pueden variar dependiendo del peso, edad y género. Según American College of Cardiology, la leche no es el único alimento con calcio y vitamina D; es importante complementar nuestra dieta con brócoli, tofu, frutos secos y frijoles.

A fin de cuentas, la leche se puede aplicar en diversas recetas en la cocina, se utiliza para coctelería, postres, gelatinas, cremas, caramelos, pastas, helados, caldos, purés, entre otros. Antes de hacer una modificación en nuestra dieta, es importante acudir con un profesional.

Please follow and like us: