¿Qué son las vedas y por qué son indispensables para rescatar los océanos?

Seguramente has escuchado alguna vez sobre las vedas, pero ¿de qué se tratan y por qué son necesarias para una pesca sustentable? Te lo decimos a detalle.

Por Evelyn Castro

Con el fin de salvaguardar las especies marítimas durante su proceso de reproducción y desarrollo, las autoridades establecen vedas para prohibir la pesca por un periodo determinado y una zona específica. Al prohibir su extracción durante un periodo de tiempo, se da oportunidad a que la especie recupere un nivel saludable y la pesca pueda continuar sin riesgos; en pocas palabras, las vedas son importantes para preservar las distintas especies de la fauna marina.

Tipos de veda

De acuerdo con la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, en México existen tres tipos de vedas:

  • La veda permanente es en la que NO se pueden aprovechar o pescar los recursos en ningún momento del año, de forma indefinida.

En esta categoría se incluyen opciones como las ballenas; caracoles; el coral blanco; delfín nariz de botella; elefante marino; manatí; mantarraya; tortugas marinas; totoaba; vaquita marina; pepino de mar y tiburón blanco.

  • La veda temporal fija, que se establece por un periodo definido y se repite anualmente. Las especies en veda temporal fija son el abulón; almeja catarina; atún; camarón; erizo rojo; jaiba; langosta; lisa; mero; ostión; pulpo y robalos.
  • Mientras que la veda temporal variable es establecida por un periodo definido, que se actualiza anualmente de acuerdo con su demanda y sobreexplotación.

¿Puedes o no comer productos en vedas?

Además de instaurar fechas para prohibir la pesca de las especies marinas, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), a través del Diario Oficial de la Federación, establece zonas costeras y sistemas lagunarios para dictaminar una veda.

Por ejemplo, la veda temporal fija de pulpo que inicia el 16 de diciembre y termina el 31 de julio es aplicable únicamente para Campeche, Yucatán y Quintana Roo (Zona I); mientras que, del 1 de enero al ultimo día de febrero, y del 1 de agosto al 30 de agosto, la veda se aplica en el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruz (Zona II).

Esto quiere decir que, a pesar de las restricciones de pesca, puedes encontrar este cefalópodo en tu mesa en cualquier temporada del año y comerlo sin culpa alguna: ya sea que provenga de la Zona I o la Zona II, o sea un producto previamente congelado y almacenado.  

Establecen nuevos periodos de vedas

Este año, el periodo de veda temporal fija de la jaiba cambió por excepción. El pasado 28 de abril los productores ribereños de esta especie manifestaron a las autoridades que, a raíz de los problemas económicos causados por la pandemia del Covid-19, se solicitaba que la pesca de la jaiba se reanudara a la brevedad.

Atendiendo a las peticiones, el periodo de vedas se levantó el 15 de junio por tiempo indefinido en los estados de Sonora y Sinaloa.

El pasado 30 de abril, el Diario Oficial de la Federación estableció una veda temporal variable para la captura de almeja chocolata en la zona del sistema lagunar Altata- Ensenada del Pabellón, en los municipios de Navolato y Culiacán, Sinaloa. La última veda establecida tendrá un periodo de dos años (1 de mayo 2020- 1 de mayo 2022) debido al alta demanda y sobre explotación de esta especie marina.

El estado de Sinaloa produce en promedio 82.3 toneladas de almeja chocolata anualmente, ocupando el segundo lugar de producción de almeja en los últimos 10 años, solo después de Baja California Sur.

Las vedas de 2020

Del 1 de mayo al 15 de agosto de este año, se estableció la veda temporal fija de la captura de camarón en la zona que comprende la frontera de Tamaulipas con Estados Unidos, hasta la desembocadura del Río Coatzacoalcos, en Veracruz.

Mientras que, a partir del 1 de junio, hasta el 31 de octubre de 2020 se instruye establecer la veda de camarón en la franja costera frente a los estados de Campeche y Tabasco.

Actualmente, los estados de Tamaulipas y Veracruz aportan el 74% de la producción total de camarón en el Golfo de México. En la última década, el gobierno estima que se pescaron 11 mil 379 toneladas de este producto en lagunas y en altamar. Además, los periodos de veda para el norte del Golfo de México han abarcado desde mayo a julio, para la pesca artesanal, y de mayo a agosto para la pesca industrial. En el caso de la Sonda de Campeche y el Mar Caribe, el periodo de veda de camarón comienza en mayo y termina en octubre de cada año.

La propuesta: optar por recursos diferentes

Chefs y restauranteros invitan a los comensales a probar las distintas opciones de pescados y mariscos que ofrecen los mares mexicanos, con el fin de evitar la sobreexplotación y aprovechar los recursos de manera responsable.

Asimismo, respetar las vedas y optar por pescados y mariscos sustentables criados específicamente para el consumo del ser humano y cuya procedencia no implica un impacto negativo para el ecosistema marino. A través de la campaña #PescaConFuturo, la Conapesca busca dar a conocer a los consumidores la variedad de especies certificadas para contribuir a la salud de mares y aguas, y vincular a los productores y restauranteros para fomentar las distintas especies de pescados y mariscos de los mares mexicanos.

Please follow and like us: