Tres métodos de extracción de café

¿Ya te aburriste siempre del mismo café? Te contamos un poco más de los métodos de extracción, así, podrás darle un giro a la taza que tomas cada mañana.

Por Gaby Vázquez

Para cualquiera que disfrute de un buen café necesita algún día probar estos métodos de extracción, porque le darán otro sabor a tus granos favoritos y que resultan sencillos de hacer.

Los métodos de extracción son un método artesanal para extraer café. Existen tres tipos: inmersión que es donde el café está en contacto con el agua todo el tiempo; goteo, que es donde controlas el flujo del agua dependiendo de cómo quieras la extracción, y los híbridos, que son métodos de extracción que funcionan de ambas maneras. Los más populares son la prensa francesa, la Chemex y el V60.

Prensa francesa

Prensa francesa. (Foto: Freepik).

Es un método de extracción inventado por italianos, pero perfeccionado por franceses (de ahí el nombre). Se trata de un mecanismo de inmersión donde colocas el agua y el café y dejas infusionar cierto tiempo. Usualmente se utiliza una molienda gruesa y el agua debe estar a 90°, aunque eso también depende de la receta que tengas para preparar. Existe un error que casi todos cometen, que es bajar el embolo y dejar el café ahí, lo que provoca que se siga infusionando. Se tiene que colar para que no se amargue la taza y para que no deje una sensación terroza. Aquí te recomendamos una de Le Creuset, a la venta en El Palacio de Hierro:

Chemex

Cafetera Chemex (Foto: Pixabay).

Es un método por goteo inventado por el químico alemán Peter Schlumbohm; se trata de un filtro de papel grueso donde se coloca el café y después agregamos el agua. Al final se obtiene una taza de cuerpo medio y acidez media. También depende de la receta que tengas para la cantidad de agua y cada cuánto tienes que agregarla.

Dripper V60

V60 (Foto: Williams Sonoma).

Es más conocido como V60 debido a su forma en “V” y su grado de apertura es de 60 grados. También es un método por goteo y fue inventado por la compañía japonesa Hario. Cuenta con unas marcas en espiral en sus paredes, a las que se les conoce como olas y hacen que al mojar el filtro, éste se adhiera a las paredes y no pase aire en la extracción, lo que da una taza más refinada. Como recomendación, hay que humedecer el filtro del café para que se le quite ese sabor a papel y no afecte el sabor final –a este proceso se le llama lavar.

Ahora que ya sabes cómo puedes preparar tu café, te dejamos la famosa receta del café Dalgona, además de unos postres para acompañarlo.

Please follow and like us: