¡Deshazte de los mitos sobre los alimentos enlatados!

Descubre si los alimentos enlatados provocan algún daño a tu salud o bien, pueden sacarte de un apuro mientras estás en casa.

La actual contingencia ocasionada por el Covid-19 provocó que cientos de personas salieran de sus casas a realizar compras de pánico. En los carritos del supermercado, repletos de papel de baño, también había alimentos enlatados. Lo cierto es que, si bien los productos enlatados no sustituyen la comida casera elaborada con ingredientes frescos y libres de conservadores, se han vuelto un aliado para mantener los alimentos en buen estado durante un largo periodo de tiempo.

Los comentarios contra los alimentos enlatados continúan haciéndonos dudar sobre su consumo. Por ello, te presentamos una lista de mitos y realidades sobre el tema. Esto de acuerdo con información de la Cámara Nacional de Fabricantes de Envases Metálicos (CANAFEM).

Los alimentos enlatados tienen mucha azúcar o mucha sal

Ni más, ni menos. Los alimentos enlatados contienen solo la sal y el azúcar recomendados en la ingesta diaria de una persona sana, según los estándares mundiales. En ocasiones, la industria alimentaria busca añadir más azúcar y sal a sus productos con el fin de potencializar el sabor, pero esto no significa que sea un requisito en el proceso de enlatado.

Estos alimentos tienen plomo

Uno de los mitos más populares que rondan en torno a estos productos es el plomo. Hace algunos años se decía que esta sustancia era resultado de la soldadura que se utilizaba para cerrar las latas; no obstante, la tecnología con la que contamos actualmente permite los sellados herméticos y con soldadura eléctrica.

Además, gracias al recubrimiento de barniz de grado alimenticio, no hay posibilidades de transmisión de metales al alimento, incluso si la lata está abollada. Recuerda que el proceso está respaldado formalmente por normas nacionales que protegen la salud y bienestar de los consumidores.

Provocan cáncer

Hasta el momento no existe un caso o estudio que determine que estos productos ocasionen cáncer. Por el contrario, hay alimentos enlatados como los vegetales, que además de facilitar los procesos al momento de cocinar, son nutritivos y recomendados para la ingesta humana.

Hay que retirar el alimento inmediatamente del envase, una vez abierto

Los envases enlatados son recipientes herméticos y estériles. Recuerda que los alimentos no entran en contacto directo con el metal por el recubrimiento de barniz, así que no debes preocuparte por que esta se oxide cuando entra a un ambiente húmedo como el refrigerador.

Una vez abierto, el alimento enlatado se puede conservar en su envase original en el refrigerador por tres a cuatro días, sin ningún riesgo, como cualquier otro alimento en otro empaque. Sólo hay que cubrir la parte superior del mismo.

Podrían causarte leptospirosis (enfermedad ocasionada por orín de los roedores)

Es importante que ya sea un alimento enlatado o no enlatado, se lave y desinfecte la tapa de todos los empaques antes de consumirlos. Un alimento enlatado no tiene más bacterias que uno no enlatado, ni es el lugar favorito para los roedores.

Los centros comerciales son supervisados por las autoridades con el fin de mantener estrictas normas de higiene para el almacenamiento de alimentos, esto incluye el control de plagas.  

No podemos negar que a muchos de nosotros los alimentos enlatados nos han sacado de un apuro a falta de tiempo al momento de cocinar. Los envases permiten proteger al producto, conservar, manipular y transportar los alimentos en buenas condiciones cuando se trata de distancia.

Please follow and like us: