Cuatro tipos de pasta que puedes utilizar en tus platillos

La pasta es un producto traído desde Italia y que en México se consume cada vez más. Hay cientos de lugares para comer un rico plato de espagueti, pero no todo es ese tipo; existen muchas variantes ¿quieres conocerlas?

Por Gaby Vázquez

Para preparar pasta casi siempre es necesario cocerla en agua con sal hasta que esté al dente —donde la pasta esté firme al morderla—. Ésta se escurre y se mezcla con alguna salsa o especias. Las posibilidades son infinitas y los resultados maravillosos, si quieres incursionar en este amplio mundo, te contamos acerca de los diferentes tipos.

Espagueti

Es el tipo más popular a nivel mundial y el de más fácil acceso, por ejemplo, en el supermercado. Su forma es larga y redonda, mide aproximadamente 25 centímetros, puedes conseguir de diferentes tamaños y de diferentes ingredientes. Una receta clásica es el espagueti con salsa de pomodoro (jitomate), el chef Julián Martínez nos comparte la receta.

Fetuccini

Es una pasta que pertenece a la familia de las pastas largas. Es más ancha que el espagueti y es plana, algo así como un listón. Te recomendamos cocinarla con salsa de jitomate y albahaca; aquí la receta.

Fusilli

Poco a poco esta pasta va ganando lugar en el corazón de las casas mexicanas. Es una pasta corta a diferencia de las anteriores. Su forma es un espiral similar a un resorte. Va bien con cualquier salsa, pero con pesto es una delicia. Aquí te dejamos una receta.

Farfalle

Tiene forma de “moño” y es sumamente suave del centro y diferente en las orillas por sus puntas, también es una pasta corta. Se consume con salsas ligeras como de vino blanco o en alguna ensalada para darle un toque de carbohidratos.

La combinación perfecta es un plato de pasta y una buena copa de vino, pero si no sabes mucho de ese mundo, siempre hay tiempo para iniciarte. La pasta es un platillo que es fácil de hacer y combina casi con cualquier cosa, no se necesita ser un experto para prepararla. ¡Atrévete!

Please follow and like us: